El paraíso no está tan lejos

Isla de Flores

Isla de Flores

Hoy no voy a proponeros ninguna ruta, ni voy a hablaros de ningún hotel, ni de un restaurante… Quiero hablaros de un destino al que más de uno va a querer ir.

Realmente parece un paraíso y seguramente pensaréis que está en algún país lejano, pero en realidad está mucho más cerca de lo que creéis. De hecho, tan solo dista unos 550 km de Madrid (unas cinco horas de vuelo). ¿Ya lo habéis adivinado?

Si os digo que está en la región de Macaronesia a más de uno no le aclaro nada…, pero si os digo que está en el Atlántico, lo mismo os situáis más. ¿Tampoco? Bueno, os sigo contando cositas y desvelo el lugar al final (y no vale mirar antes de tiempo).

Se trata de un archipiélago formado por nueve islas (lo siento por los que pensabais en las Canarias…), y cada una de ellas ofrece algo único: lagunas volcánicas, hermosas playas, avistamiento de cetáceos, naturaleza en estado puro, tradiciones… Sí, la verdad es que es un rinconcito ideal para disfrutar de unas vacaciones de lo más completas.

Sao Miguel es la mayor de todas ellas y en su interior esconde parajes de singular belleza,

Retirada del cocido de furnas © DRTA

Retirada del cocido de furnas © DRTA

como parques, reservas naturales y distintas lagoas. Llama la atención la curiosa forma que tienen de preparar su popular “cocido das furnas”: en recipientes herméticamente cerrados que entierran para cocinar los ingredientes aprovechando el propio calor de la tierra. ¡Hay que probarlo! (me refiero al guiso, claro, no a la forma de hacerlo).

En Santa María encontraréis un paisaje de lo más bucólico, con modestas granjas y encantadores pueblecitos pintados de azul y blanco, pero si por algo es famosa es por sus playas.

Pico es famosa por su tradición ballenera, de ahí que uno de los atractivos estrella de la isla sean las excursiones de avistamiento de cetáceos. Los que estéis en buena forma no podéis perderos la escalada a la montaña de Pico (sí, tiene el mismo nombre que la isla), y los que prefiráis algo más relajado podéis optar por disfrutar de su paisaje de viñedos, clasificado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, y, por supuesto, del fruto de ese paisaje: un buen vino.

Al llegar a Terceira lo que sorprende es su riqueza histórica y monumental, con bonitas y coloridas casas de arquitectura tradicional, iglesias góticas, capillas… Si tenéis la suerte de visitarla entre los meses de mayo y septiembre podréis sumergiros en un ambiente de fiesta constante cargado de tradiciones seculares y buena gastronomía.

Para disfrutar del verde hay que ir a Sao Jorge, una isla perfecta para senderistas y para

Marina de Horta © Turismo dos Açores

Marina de Horta © Turismo dos Açores

los que disfrutéis del contacto directo con la naturaleza. No os perdáis alguno de los puentes y arcos naturales creados por la fuerza del mar al chocar contra la lava que forma el litoral de la isla; y tampoco dejéis de probar el famoso queso, conocido sencillamente como “queso de la isla”.

Graciosa es rural y tranquila. Una vez visto lo poquito que hay que visitar, podéis dedicaros a disfrutar de la vida en las piscinas naturales y los manantiales termales. Y no os perdáis la Furna do Enxofre, un fenómeno volcánico único al que se accede descendiendo por una escalera de caracol.

Si Sao Jorge es la isla verde, Faial es la isla azul. La razón: las miles de hortensias que salpican todo el territorio. En la capital, Horta, escucharéis montones de historias de marineros. Es obligatorio tomarse algo en el famosísimo Peter´s Café Sport y hacerse una foto en su famosa Marina, conocida por los navegantes de todo el mundo. Si vais en agosto coincidiréis con la Semana del Mar, donde se unen las regatas de yates y las carreras de canoas balleneras. ¡Un espectáculo!

Llegar a Corvo es llegar a uno de esos sitios en los que el tiempo parece haberse detenido. No hay hoteles, ni restaurantes…, solo varios cientos de habitantes que reciben al foráneo con los brazos abiertos y le invitan a participar en los quehaceres diarios. Precisamente el que sea un lugar tan solitario es lo que hace que tenga tanto encanto.

Y finalmente llegamos a Flores, un bonito nombre para terminar. Supongo que no hace falta que os diga por qué la isla se llama así… Además de flores la isla está llena de picos y colinas que descienden al mar, lagos de aguas azules, pequeñas y cristalinas cascadas, musicales arroyos… ¿No me digáis que no os dan ganas de ir YA?

Bueno, y después de poneros la miel en los labios con algunas notas de estos mini paraísos que forman un paraíso más grande, ¿sabéis ya dónde estamos? Muy bien, chicos, en AZORES (Portugal). Espero habéroslo pintado lo suficientemente atractivo como para que alguno queráis ir a pasar allí vuestras vacaciones de verano.

Sao Miguel

Sao Miguel

Anuncios

Acerca de aplacetogo

Apasionada de los viajes (aunque odio volar) y el buen comer (lo de beber me gusta menos). Si todo es en buena compañía, mejor que mejor.
Esta entrada fue publicada en DESTINOS y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a El paraíso no está tan lejos

  1. Sylvie dijo:

    Nena, tenemos que hacer una tregua. Yo no puedo llevar mi blog y leer el tuyo. ¡Publicamos demasiado!
    Me vuelve loca este destino. Estuve a punto de ir hace años, pero llegó una borrasca y lo estropeó todo.
    Te pido, te suplico, una entrada, dos o más, sobre direcciones secretas de Nueva York. Es que es mi destino en septiembre! Ya sé que es un tema manido, pero en NYC lo que está de moda hoy, mañana está demodé, así que necesito una guía actualizada de sitios ideales, tiendas vintage y rinconcitos increíbles. ¡Porfi, porfi! Besitos, ¡feliz fin de semana!

    • aplacetogo dijo:

      Sí, es verdad, NY siempre tiene algo nuevo. Sin que sirva de precedente (jaja), te haré de personal guide y veré qué hay de nuevo en la ciudad de los rascacielos. A ver si algún contacto puede desvelarme algún secretillo solo para seguidores de A place…;-)

  2. ciber dijo:

    Que interesante. ya estoy camino del aeropueto ……

Los comentarios están cerrados.