Contra el frío: cocido maragato

Ana y Silvia han añadido su toque secreto a la receta de Maruja Botas

Ana y Silvia han añadido su toque secreto a la receta de Maruja Botas

Sí, sí, he dicho contra el frío. ¿O pensabais que ya podíamos olvidarnos del abrigo y el paraguas hasta el otoño? Pues no. El mercurio (o, si lo preferís, el todopoderoso J.A. Maldonado) augura bajada de temperaturas esta misma semana, así que nada mejor para combatirlas que un buen plato de cuchara de los de toda la vida.

Estando en Madrid lo lógico sería hablar del típico cocido madrileño, pero ese lo hemos probado casi todos (el de mi madre, sin ir más lejos, está de miedo, como casi todo lo que hace, pero para hablaros de eso necesitaría otro post), así que os invito a que os atreváis con la versión leonesa.

Carnes, garbanzos, verdura y sopa. Un festín.
Carnes, garbanzos, verdura y sopa. Un festín.

A simple vista los ingredientes son los mismos: carnes variadas, verduras, garbanzos…, todo ello cocinado a fuego lento, o como digo yo, haciendo “chup-chup”. Y es que digan lo que digan, la cocina requiere su tiempo, y eso se nota en el resultado final: platos con fundamento (como dice el televisivo “Argui”). Y diréis, si los ingredientes son los mismos, ¿dónde está la gracia? Pues en la manera de servirlos: ¡en tres vuelcos pero “al revés”! (si lo dejo aquí, más de uno ya está viendo los garbanzos rodando por el suelo…).

Os lo explico. Simplemente se invierte el orden en que se comen los ingredientes. Primero se sirven las carnes (morcillo, chorizo, tocino, lacón, gallina, relleno (miga, huevo y picadillo de chorizo y tocino), oreja, morro, pata y costilla de cerdo), acompañadas aparte con unas rodajitas de tomate de la huerta con aceite de oliva virgen; después llegan los garbanzos con el repollo; y en último lugar la sopa. Mi consejo es que lo probéis todo pero en pequeña cantidad, porque llenar, llena, y merece la pena dejar sitio para la sopa, que tiene un sabor divino. Para los que seáis más glotones, no os preocupéis: ¡se puede repetir! Y si aún hay ganas de postre, ojo a las natillas con bizcocho y el café de puchero (servido en un recipiente monísimo, de esos de la abuela).

No tendría sentido poneros los dientes largos y no deciros dónde podéis quitaros el gusanillo de probar esta sabrosa (y contundente) receta. Pues bien, no tenéis que ir muy lejos. El restaurante donde lo sirven se llama El Astorgano (c/Pensamiento, 25. Madrid. Tel.: 91 579 62 61. http://www.elastorgano.es/), y es el primer restaurante de la capital especializado en este plato tradicional leonés. Lo regentan Ana y Silvia Fuertes, dos emprendedoras hermanas que se han embarcado por primera vez en esto de la hostelería y que van a dar mucha guerra, porque lo hacen de miedo.

Por cierto, si vais no os perdáis algunos detalles del local, como el antiguo horno que sirve de barra, la bonita alacena restaurada o la lámpara de cristal que cuelga sobre una de las mesas.

La decoración consigue un ambiente muy cálido.
La decoración consigue un ambiente muy cálido.

El Astorgano. Precio medio de la carta: 35 €. El Menú Cocido Maragato incluye natillas con bizcocho y café de puchero por 28 €/persona. Abre de 13:30 h a 16:00 h. Cierra los domingos.

 

Anuncios

Acerca de aplacetogo

Apasionada de los viajes (aunque odio volar) y el buen comer (lo de beber me gusta menos). Si todo es en buena compañía, mejor que mejor.
Esta entrada fue publicada en BARES & RESTAURANTES y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Contra el frío: cocido maragato

  1. Cris dijo:

    También has estado ahí?! Chica, no paras. Te vas a poner tremenda… 😉

  2. Javier dijo:

    Me entra el gusanillo de ir corriendo a probar este plato tan especial, además el cocido es un plato especial para mí , y si lo acompañan de este postre me gusta aún más, soy un poco golosillo.

  3. Pilar dijo:

    Que buena pintaaaa!!! Me esta apeteciendo viendo las fotos. Quiero ir cuanto antes para probarlo.

  4. Sylvie dijo:

    Dios mío, yo me comería este cocido también en verano y a 40º. ¡Qué buena pinta!
    Me encanta, habrá que dejarse mimar por ahí… ¡besitos!

  5. mglucia dijo:

    Con esta descripción apetece cocido, sí, sí.

Los comentarios están cerrados.