Un baño di-vino

¿Una chica en una bañera? No. Bueno, sí, pero no se está dando un baño relajante como el que podemos darnos cualquiera en casa. Está sumergida en vino. Como lo oyes.

Si Cleopatra tomaba baños de leche para embellecerse y mantener la piel hidratada y sedosa, ahora es el turno del vino, cuyas cualidades curativas para el alma y el cuerpo, según los expertos, ya se conocían en la época de los romanos.

La imagen es del Vine Hotel, en Madeira, un hotel que debe su propio nombre al famoso vino de Madeira y a su Vine Spa, cuya amplia carta de servicios se basa totalmente en los beneficios de la Vinoterapia para la relajación y el rejuvenecimiento. La marca de productos que utilizan en The Vine es TheraVine, con orígenes en los viñedos de Sudáfrica y formulada a base de las variedades Merlot, Chardonnay y Cabernet. Todo un lujo. Eso sí, no es para beber. Basta con dejar que el cuerpo absorba los beneficios de la uva, cuyo poder antioxidante y regenerador combate la acción de los radicales libres, actuando como una eficaz terapia anti-envejecimiento.

Ya me gustaría poder decir que he estado en el Vine Hotel (que, por cierto, esconde alguna otra sorpresa que ya os mostraré en otro post), pero no he tenido esa suerte. Sin embargo, sí he probado la vinoterapia y puedo decir que bañarse en un jacuzzi llenito de vino es una experiencia realmente sensual…además de embriagadora (hip…perdón).

Acerca de aplacetogo

Apasionada de los viajes (aunque odio volar) y el buen comer (lo de beber me gusta menos). Si todo es en buena compañía, mejor que mejor.
Esta entrada fue publicada en HOTELES y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.